Salvar a las tortugas marinas: el compromiso de Quintana Roo

Las tortugas marinas son habitantes majestuosos del océano y, sin embargo, todas las ocho especies que existen en el mundo están en grave peligro de extinción. De estas ocho especies, siete se dirigen a las costas mexicanas para anidar, siendo el estado de Quintana Roo un destino clave para su reproducción. Entre las cuatro especies que llegan a sus playas destacan la caguama, tortuga carey, tortuga verde y la imponente tortuga laúd, cada una de ellas luchando por sobrevivir en un mundo cada vez más amenazado.

En Quintana Roo, el cuidado de las tortugas marinas es un tema de suma importancia. Por ello, el Programa de Conservación de Tortugas Marinas lleva a cabo sus operaciones a través de dos campamentos tortugueros. Uno de ellos se encuentra entre Punta Cancún y Punta Nizuc, donde una gran cantidad de hoteles han hecho su aporte en la preservación de estos animales marinos. El otro campamento se sitúa en Tamul, al sur de la Zona Hotelera de Cancún. Ambos espacios son una muestra del compromiso y la dedicación de esta comunidad para proteger a estas especies en peligro de extinción.

En los alrededores de Cancún, hay seis campamentos dedicados a la protección de las tortugas marinas. Los campamentos, ubicados en Xcacel, Arco Maya, Kanzul, Puerto Aventuras, Pez Maya y Xel-Há, buscan preservar las áreas de anidación a lo largo de la playa, descubrir nuevos nidos y colaborar en la liberación de las crías de tortuga una vez que salen del cascarón.

En las cálidas noches de mayo a octubre, las playas de México se convierten en el escenario de un espectáculo natural impresionante: el desove de las tortugas marinas. Con la llegada de la luna llena, estos majestuosos reptiles emergen del agua y, como si de una coreografía se tratara, comienzan su ritual de anidación en la playa donde nacieron. Es un momento de renovación y esperanza, pero también de peligro, ya que las tortugas enfrentan muchos obstáculos para llevar a cabo su ciclo de vida.

Cada nido de tortuga marina alberga decenas de huevos que tardan entre 45 y 60 días en incubarse. Pero lo más increíble ocurre al final del período de incubación: cientos de pequeñas tortugas emergen al mismo tiempo y comienzan a abrirse camino hacia la superficie del nido. Es un verdadero milagro de la naturaleza que se puede presenciar en todo su esplendor, ya que estas tortugas recién nacidas se abren paso hacia el mar, un espectáculo impresionante y emocionante que es una experiencia inolvidable para cualquier amante de la naturaleza.

Al caminar por las playas de Cancún, es común encontrar ciertas áreas bloqueadas con el objetivo de proteger los nidos de tortugas que se encuentran bajo la arena. Esta es una señal clara de que se está llevando a cabo una importante labor de conservación. Una vez que los huevos eclosionan, los nuevos tortuguillos son trasladados por especialistas a un lugar seguro donde serán liberados en los meses de agosto y septiembre. Esta es una experiencia única que permite a los visitantes ser testigos de cómo estas diminutas criaturas emprenden su camino hacia el mar. Es una actividad que resulta especialmente fascinante para los más jóvenes.

La zona de Cancún tiene mucho más que playas de ensueño y agua cristalina. Una de las aventuras más emocionantes que puedes experimentar es la noche del cangrejo azul. Estos cangrejos suelen habitar en los manglares y su ciclo de reproducción está estrechamente ligado a las fases lunares y el clima. En el mes de septiembre, emergen de los manglares y comienzan su peligroso viaje hacia el mar. En su trayecto, deben enfrentarse a varios obstáculos, incluyendo depredadores naturales, automóviles y autobuses. Es por eso que la comunidad de Cancún se une cada año para ayudar a los cangrejos en su camino hacia el mar. Observar a estos cientos de cangrejos luchando por sobrevivir y llegar al mar es una experiencia verdaderamente inolvidable.

GMA I Take Over